Costa peruana

Camaná – Lugares turísticos llenos de aromas, texturas y colores

Camaná, un oasis de aromas, texturas y colores, se encuentra ubicada a 800 km de Lima y 140 km de Arequipa, cerca de Mollendo y Caravelí. Un espacio litoral perteneciente a la región de Arequipa. Sigue leyendo para conocer más sobre lo que te ofrece el turismo en Camana,

Provincia de Camana en Arequipa
Provincia de Camana en Arequipa

Su geografía resalta por la presencia de parajes naturales, playas contiguas y playas exóticas, donde emergieron grandes y milenarias culturas peruanas. Culturas que dominaron los mares del sur, donde se pescaba para el sustento diario de su pueblo.

¿Qué lugares turísticos ofrece Camaná?

Gastronomía

Si bien este no es un lugar, se debe decir que en Camaná encontrarás una gran exposición de sabores, texturas y aromas; especialmente si pruebas un suculento plato hecho con camarones.

Ocoña

Esta parte de Camaná es ideal para disfrutar de unas bellas vacaciones, gozando del sol, la arena y de las frescas aguas del océano Pacífico. Un lugar donde encontrarás el descanso placentero y tranquilo que mereces.

Al visitar el valle de Ocoña, aventura que te permitirá recorrer una increíble quebrada, podrás degustar del sabor y olor único de los platillos hechos a base de camarones.

Un ejemplo es el pueblo de Urasqui, donde podrás deleitar tus sentidos con un plato de capisca de camarón, al que puedes acompañar con una copa de vino hecho de uvas cultivadas en los fértiles valles del gran y caudaloso río Ocoña.

Y si prefieres más la adrenalina y disfrutar de las nuevas experiencias extremas, súbete a un tubular arenero y aventúrate por las dunas y quebradas que están  cerca al pueblo de Ocoña y que continúan hasta el sur de Quilca, en los límites con Islay en el sector de quebrada Honda.

Quilca

Cuando estés recorriendo el litoral de Quilca, siguiendo el amplio litoral quilqueño, dejarás atrás los bancos arenosos de playas contiguas, prosiguiendo el camino por grandes rocas primarias de granito y piedras gneis.

Inmediatamente alcanzarás el puerto mayor de Quilca. En su muelle puedes ponerte en contacto con el capitán de algún bote, subir a bordo y recorrer las caletas exóticas, donde se cuentan historias de piratas y corsarios que dominaron estas costas.

Playa Honorato

Al llegar a Honorato y descender en su orilla, caerás rendido por la belleza del lugar y por un instante pensarás en rendirle tributo a esta costa de arena blanca. Las aguas son tranquilas y por la transparencia del fondo marino podrás ver estrellas marinas, erizos y pequeños pececillos nadando en distintas direcciones.

Tu viaje en esta parte no estaría completo si no pruebas el aroma, sabor, olor y textura de los platillos hechos a base de pescados y mariscos.

Ciudad

El centro de la ciudad de Camaná alberga sitios y espacios tradicionales, donde puedes engreír tu paladar con los amasijos camanejos y, por supuesto, el alfajor preparado en el pueblo de San José.

Al final del día puedes visitar el pueblo tradicional de la Pampa, donde puedes comer otros dulces camanejos.

Si estás en Camaná y no sabes a donde ir, elige visitar el río y recorrer el valle hasta llegar al puente. Estando ahí encontrarás naturaleza, gastronomía, gente hospitalaria y puedes disfrutar de nuevas experiencias llenas de aventuras.

Siguiendo el sendero de los incas, que está al margen derecho del río Camaná, hallarás fósiles del período terciario superior, que son restos marinos de la formación de Camaná, quienes te darán la bienvenida  al llegar al imponente cerro Mil hojas, que como el tradicional dulce, te sorprenderá por su textura, explosión de color, capas y dimensiones.

Cuando hayas llegado al puente del río Camaná, puedes decidir ir a la iglesia del pueblo, El Cardo, para retratar su estructura, que es tradicional en el valle camanejo.

Siguiendo un estilo único de construcción del lugar, en medio de los cerros se encuentra un registro de unas cuevas que los pobladores llaman las bodeguillas, que fueron labradas con madera en medio del cerro. Narran sus pobladores que fueron el lugar elegido hasta donde llevaron los tesoros que fueron sustraídos de los templos incas.

Camaná tiene en sus ríos una especie milenaria, que fue el sustento de los grandes hombres que vivieron desde hace más de mil años en este valle. Esta especie es muy apreciada, ya que es un ícono de la gastronomía camaneja, les hablo del camarón de río. Especie que se reproduce en los estuarios de los ríos.

En este espacio natural se encuentran las aves de río, en otro sector los pelícanos y las gaviotas alistan el inicio de la ceremonia de su alimentación matutina. Mientras en las lagunas del sector La Chocas, las garzas y las gallinetas vuelan en distintas direcciones.

Cuando visites el sector de Gallinazo, los pobladores te relatarán la historia del naufragio del vapor Tucapel. Un hecho histórico que pasó de ser un mito a convertirse en un hecho real de dolor, sufrimiento y solidaridad.

Camaná, se ha convertido en un centro preferido de vacaciones de mayor atracción, en donde la playa y el sol serán tus inseparables compañeros. Es un destino de colores, aromas, texturas, dulzura y de gente noble y hospitalaria.

¡Escapa de la rutina y atrévete a visitar Camaná!

Etiquetas

Jhoan Augusto Sosa Flores

Administrador y revisor del contenido subido al Portal Seturismo.pe

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Don`t copy text!
Cerrar
Cerrar