Costa peruana

Sechura – Incontrastable, enigmática, desértica, pero llena de vida.

Incontrastable, enigmática, desértica, pero a la vez llena de vida, así es Sechura. Es la provincia más joven de la región de Piura, pero su cultura se remonta a épocas milenarias. Aún hoy en día, gracias a su población se conserva llena de tradiciones fuertemente arraigadas. Conoce más sobre lo que te ofrece el turismo en Sechura.

Sechura - Un desierto lleno de naturaleza

Ubicada a tan sólo 45 minutos de Piura, todo el recorrido lo haces por una carretera completamente asfaltada.

¿Qué ofrece el turismo en Sechura?

Templo de San Martín de Tours

En medio de la ciudad yace el templo de San Martín De Tours, joya arquitectónica de la época colonial, el cual tardó casi cincuenta años en construirse; gracias al apoyo económico y laboral de los pobladores. Se sabe que para el año 1741 ya se encontraba notablemente avanzada, pues la campana más antigua corresponde a este año.

Museo Etnológico

Otro lugar obligado a conocer dentro de la ciudad es el Museo Etnológico, el cual cuenta con una infraestructura moderna. Está ubicado en el Monasterio de Clausura Sagrado Corazón de Jesús de las Madres Benedictinas.

Se exhiben objetos culturales íntimamente relacionados con Sechura, con su historia, arqueología, costumbres y religión, desde la prehistoria hasta la actualidad. En su interior encontraran algunas prendas femeninas de los años 50 y fotografías de Brüning del año 1900.

Este museo también guarda celosamente una gran variedad de huacos hechos por antiguos sechuranos, así como los restos óseos de los primeros pobladores del desierto, grandes pescadores desde épocas inmemorables.

Chusis

Chusis está situado en el caserío del mismo nombre a tan sólo 4 km del norte de Sechura. Las viviendas ocupan una parte importante del área arqueológica; para los pobladores de este caserío es normal encontrarse con la parte superior de antiguas paredes que yacen bajo tierra, de lo que en su momento perteneció a la etapa de auge del sitio, que se dio durante el intermedio temprano, entre los años 100 a.C. y 600 d.C.

En este lugar está ubicado el Museo de Sitio Chusís. En él hay un salón donde se exhiben restos de cerámica, humanos y animales, extraídos de los cementerios que se encuentran en este sector. El museo también posee los restos de un soldado con una curación craneal al estilo Paracas, restos de llamas y niños con ofrendas.

Manglares de San Pedro

Sechura no sólo brilla por su cultura, si no que en contrate con su amplio desierto, cuenta con espectaculares zonas naturales como los manglares de San Pedro, ubicados a 10 km de la capital de la provincia en dirección noroeste. Su formación se dio en el año 1983 por las fuertes lluvias de esa temporada y del encuentro de las aguas dulces del río Piura y las aguas saladas que ingresan a través de la bocana.

El lugar cuenta con un ecosistema muy impresionante y con una zona de vida muy variada, constituida por el espejo de agua, pequeñas islas, áreas fangosas, donde se encuentra una diversidad de especies. Es hábitat de aves y moluscos, así como también de aves migratorias que vienen desde Canadá entre los meses de octubre a marzo.

Hasta ahora se han encontrado cerca de cien especies de aves migratorias y residentes, flamencos y aves playeras como las gaviotas, calidris, tringas, incluso aves diminutas.

Los manglares de San Pedro forman parte de la red hemisférica de reservas para aves playeras como sitio de categoría regional.

Desierto de Sechura y Medano Blanco

Sechura es una tierra de contrastes, el desierto es una zona extremadamente árida pero rica en minerales. Tiene aproximadamente 127 mil hectáreas. Aquí, destaca un impresionante médano blanco ubicado al este de Sechura, lugar adecuado para el sandboarding, motocross, caminatas, entre otras actividades.

Muchos viajeros que pasan por este lugar aseguran escuchar sonidos de tambores, pues cuenta la leyenda que bajo este médano yace la primera ciudad Sechurana, que quedase enterrada y castigada por los dioses debido al mal vivir de sus primeros pobladores.

Se dice que la brillante arena del médano blanco es usada para curar enfermedades como la artritis, la osteoporosis y dolores musculares.

Aquí nace la historia de una mujer enigmática, cuyo nombre es María Dominga. Sus padres la forzaban a casarse con un hombre mayor al cual ella no amaba. Fue entonces cuando el médano blanco le habló diciéndole que conocía su dolor y que podía aliviarla a cambio de su mejor ovejo. María acepta y hace su ofrenda, pero se pierde.  Algunos viajeros perdidos afirman que ella los ayuda a encontrar el camino de regreso y otros aseguran que los encanta para perderse.

Si eres un aventurero amante de los deportes extremos, de seguro no podrás evitar visitar el médano blanco.

Estuario de Virrilá

El calor abrasador del desierto Sechurano obliga a buscar refugio en las refrescantes aguas del Estuario de Virrilá.

Único en su especie en el país, se encuentra ubicado a 40 km del sur de Sechura. Su extensión aproximada es de 36 km. Este lugar es el hábitat natural de flamencos, pelícanos, gaviotas, entre otras especies.   

Es ideal para los amantes de las caminatas o para un relajante paseo en balsas de pescadores y así mezclarse entre las diferentes especies que la habitan, o simplemente, para sentarse a disfrutar de la fauna que visita el estuario.

En el 2006 el Estuario de Virrilá se convirtió en el primer lugar en el Perú donde se avistó al zarapito.

Illescas y sus hermosas playas

Sechura está muy unida al desierto y las playas. Las playas sechuranas son un verdadero paraíso lleno de especies marinas que nos hacen viajar a un mundo mágico, donde la paz reina.

Zona reservada de illescas en Sechura Piura
Zona reservada de illescas en Sechura Piura

En medio de este agreste territorio destaca el circuito Illescas, un conjunto de playas vírgenes como Punta Shode, Las Loberas, Nunura, Reventazón, entre otras. Todas ellas con miles de secretos dispuestos a ser descubiertos por todos los aventureros que se animen a incursionar en sus territorios.

Un paraíso lleno de diversas especies de animales como lobos marinos, pingüinos de Humboldt y aves de diferentes especies.

Estas playas son ideales para acampar en medio de la naturaleza, despejarse del día a día de la ciudad y vivir una experiencia única.

Recientes estudios han demostrado que antiguamente en Illescas se desarrollaron grupos humanos recolectores pre-cerámicos.

Así es Sechura, enigmática, llena de cultura, de vida, una tierra para soñar.

No esperes más, ven, conócela y descúbrela. Sechura te espera.

Jhoan Augusto Sosa Flores

Administrador y revisor del contenido subido en el Portal Seturismo.pe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Don`t copy text!
Cerrar