Costa peruana

Olmos – Conoce interesante petroglifos y aprende sobre la pava aliblanca

Olmos es un distrito perteneciente a la región de Lambayeque, poco conocido turísticamente, pero que presenta algunos interesantes atractivos turísticos a ser visitados por propios y extraños.  Si bien aún no se ha establecido un circuito turístico, eventualmente, y con la ayuda de las autoridades, se puede establecer una ruta ecoturística que permita visitar los hermosos atractivos de este pueblo, como la Reserva Ecológica del Cerro de la Calera y el Zoocriadero Bárbara Dachille, lugar perfecto para observar un animal en peligro de extinción, la Pava Aliblanca.

Olmos Lambayeque

Se debe remarcar que este territorio fue habitado hace miles de años por nuestros antepasados, personas que dejaron huellas de sus creencias en sus grabados hechos en piedra, y que se puede ver en la zona de los Petroglifos de los Boliches.

¿Qué atractivos presenta el distrito de Olmos?

Los Petroglifos de Boliches    

Este sitio arqueológico se ubica en el kilómetro 4 de la carretera que conecta Olmos y Corral Quemado, específicamente en el sector de Los Boliches. Sin lugar a dudas, este es uno de los atractivos más importantes del distrito y que se encuentra en la Quebrada que lleva el mismo nombre. Según los especialistas, son manifestaciones artísticas hechas en piedra de hace 2,500 años de antigüedad.

Se han contabilizado 112 petroglifos, destacando principalmente las figuras de siluetas de serpientes, aves, astros, humanos y figuras geométricas. Los Arqueólogos del Museo Bruning de Lambayeque, aseguran que este lugar pudo haber sido utilizado como un centro espiritual de gran importancia.

El diseño de estas figuras hace pensar que nuestros antepasados tenían un alto conocimiento en el arte rupestre. La mayoría de las piedras tiene diversas medidas, pero una de ellas llega a medir un metro de altura, dos o tres de largo y uno de ancho. Uno de los dibujos más llamativos de este complejo es una serpiente bicéfala en forma de zigzag, figura que durante la época significaba la dualidad andina y el majestuoso vuelo del cóndor.

Por desgracia, al igual que la mayoría de los sitios arqueológicos, personas insensibles han llegado atentar contra la herencia dejada por nuestros ancestros en Olmos. Esto se debe a que han utilizado este lugar para extraer material de construcción y/o han destruido las piedras sin razón alguna. Por fortuna, desde el 2002, se declaró a esta zona como un patrimonio cultural debido a su valor histórico incalculable.

El Zoocriadero de la Pava Aliblanca   

Este zoocriadero se encuentra en el kilómetro 93 de la antigua carretera Olmos – Ñaupe, más específicamente en el sector conocido como Las Pampas. Un lugar dedicado a la cría en cautiverio de la Pava Aliblanca, ave que alguna vez fue declarada en extinción. Este centro científico destaca por tener un área destinada a la exhibición de esta especie amenazada.

La Pava Aliblanca es considerada como un patrimonio ornitológico del Perú, e incluso su importancia es tal que aparece en las monedas conmemorativas de Un Sol. Un ave esbelta de color negro, gargantilla rojiza, pico azulado de punta negra, patas rosadas y 9 grandes plumas en cada extremo de sus alas.

Estas pavas alcanzan la madurez sexual cuando cumplen los tres años, pero solo se reproducen una sola vez al año y ponen únicamente dos huevos. Estas características, y la caza indiscriminada de este animal y sus huevos, han permitido que en la actualidad existan únicamente 250 ejemplares, la mayoría en cautiverio, por lo que es considerada como una especie en peligro crítico.

El Algarrobito de Nitape         

El Algarrobito de Nitape es uno de los atractivos en Olmos más visitados por los feligreses debido al interés que cobro en 1973 por la aparición de la imagen de la Virgen María. Un lugar que puede ser visitado sin dificultad pues se encuentra a tan solo diez minutos de olmos en mototaxi.

La historia de este lugar se remonta al 31 de mayo de 1973 cuando Teodora Gonzáles Torres y sus hermanas caminaban rumbo a su domicilio en el Fundo Santa Clara (Nitape). Antes de llegar a su casa, Teodora escuchó a alguien repetir su nombre con una voz suave. Ella se detuvo frente a un algarrobo y fijó su mirada sobre la copa del árbol. Mientras miraba las ramas llego a observar a una señora vestida de blanco con un velo celeste sobre su cabeza, un rosario y un librito entre sus manos.

Este acontecimiento se hizo popular e incluso el párroco de Olmos, Antonio Vigil Chávez, le solicito a la niña que pidiera a la Virgen una prueba. Está le contesto que celebren una misa en su honor, construyeran un convento y les daría una prueba el 18 de julio.

Los creyentes de todo el país llegaron a este lugar el 17 de julio. Esta misma noche se pudo ver una manifestación en el cielo, formándose una palma luminosa que cubrío toda la extensión del árbol y que se prolongó hasta el Cerro Pumpurre por 5 minutos. Luego de desaparecer esta figura luminosa se pudo percibir un aroma perfumado de olor a rosas.

El mismo 18 de julio, Nitape fue poblado por miles de peregrinos de distintos lugares del Perú y Ecuador para presenciar estas pruebas. Tras la misa realizada en la iglesia matriz de Olmos, el párroco y la niña fueron hasta el lugar de las apariciones, pocos metros antes de llegar comenzo a caer gotas de lluvia.

Una vez llegaron al lugar se escuchó un ruido misterioso, mientras se veía una especie de cortina en el cielo que se abría para dar paso a la luz del sol. Un evento que se volvió a repetir una vez más, pero esta vez se pudo ver al astro rey girando a gran velocidad, como un disco expidiendo chispas. La gente exclamó ..¡¡¡¡Milagro…!!!!!!Milagro…., mientras se despejaban sus dudas.

La Cruz de Chalpón

En los meses de febrero y agosto, se realiza una feria patronal en honor a la Cruz del Chalpón. La historia cuenta que hace varias décadas un prófugo de la Justicia, apellidado Barrios, ingreso al Cerro Chalpón para huir de la policía. Al encontrarse en un manantial en el cerro pudo observar una cruz oculta en una de las grietas, en lo más profundo del bosque. Barrios decidido cortar un árbol de overo en este lugar para señalizarlo, luego abandono el lugar en búsqueda de alimentos, para luego ser apresado por las fuerzas del orden.

El delincuente dijo a sus captores acerca de la gruta que había encontrado en el cerro e indico que se encontraba cerca de un overo recientemente cortado. El Comisario, Darío Noé, quien había capturado a Barrios, comentó esta historia con unos amigos.

Por este tiempo, se voceaba que el Padre Guatemala había dejado tres cruces para los Pueblos de Salas, Olmos y Motupe. Es por esta razón que se inició la búsqueda de la cruz por meses, pero fue en vano. No fue hasta 1936 que un grupo de olmanos decidió buscar este madero a como dé lugar. Finalmente, en 1944, sus esfuerzos tuvieron éxito pues encontraron la Cruz de Guayacán en una gruta dentro del espeso bosque del cerro. Las campanas en Olmos no cesaron de tocar este día por el sagrado madero encontrado.

Jhoan Augusto Sosa Flores

Administrador y revisor del contenido subido al Portal Seturismo.pe

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Don`t copy text!