Sierra peruana

Parque Nacional Tingo María: Conoce 4 de sus atractivos

Uno de los lugares con más vida turística  que podemos encontrar en Perú se encuentra en el departamento de Huánuco, y se trata del Parque Nacional Tingo María. Un atractivo natural conocido por contar con diversos lugares interesantes como la cadena de montañas “La Bella Durmiente” y  sus enigmáticas cuevas, destacando principalmente la Cueva de las Lechuzas. Unas de las tantas atracciones que te permiten disfrutar de la naturaleza de una forma única. Acompáñanos en este viaje para conocer este Parque Nacional.

Parque Nacional Tingo María
Fuente: Sernanp – Cadena de montañas La bella durmiente

Contando con una extensión de casi 4800 hectáreas, el Parque Nacional de Tingo María se encuentra en la Reserva Ecológica del Valle del Huallaga. Un complejo natural que destaca por tener una amplia vegetación propia de la selva peruana.

El hábitat de distintas especies de animales exóticos que no pueden avistarse en otras partes del mundo. Muchos de los cuales se encuentran en peligro de desaparición; por ello, las autoridades protegen su hábitat dentro de esta reserva. Algunas de estas especies son el cóndor de la selva, el tigrillo, el oso perezoso, el ocelote, y otros más.

Uno de los objetivos por los que se creó esta reserva incluye la preservación de un gran complejo de cuevas; la cadena montañosa conocida como la Bella Durmiente; y garantizar el desarrollo social y económico de las comunidades aledañas. Esto último, se da gracias a la capacidad de este hermoso parque para atraer al turismo, principal sustento de muchas familias.

Destinos turísticos del Parque Nacional Tingo María

Sin duda alguna, el Parque Nacional Tingo María cuenta con una gran cantidad de lugares que vale la pena visitar y conocer. Por ello, vamos a presentarte aquellos que no puedes dejar de descubrir.

La Cueva de las lechuzas

Si eres amante de la exploración y la fauna exótica, la Cueva de las lechuzas es un destino que no puedes pasar por alto. Ubicada a unos 7 kilómetros de la ciudad de Tingo María, y no muy lejos de la cordillera de La Bella Durmiente. Una cueva gigantesca que se formó hace millones de años por la erosión de la roca caliza de la zona. El hábitat perfecto para murciélagos, reptiles y aves.

Si bien estos animales no llegan a representar una amenaza para tu aventura, siempre debes guardar tu distancia. Estos son animales asombrosos, pero el dueño de esta cueva es el guácharo. Un ave nocturna de plumaje marrón, negro y blanco, abundante dentro de este complejo cavernoso.

Algo curioso sobre esta cueva es que no es el habitad de las lechuzas. Un nombre que se le dio debido a la confusión que tuvieron los descubridores de la cueva, quienes pensaron que los guácharos eran lechuzas.

La mejor hora para visitar esta cueva es durante el atardecer, ya que a partir de las 4 pm se podrá escuchar a los guácharos dentro de la cueva. También se debe destacar el misterio que reina dentro de la Cueva de las Lechuzas, debido a que no se conoce la profundidad de la cueva. Esto se debe a que los investigadores solo han explorado los primeros 400 metros de la gruta.

A pesar de ello, la gruta está abierta al público. Un lugar fascinante gracias a las estalactitas que cuelgan y conforman las paredes de la cueva. En cuanto al camino, ha sido construido en madera y cuenta con bordes de delimitación para garantizar la seguridad de los visitantes.

Cadena montañosa La Bella Durmiente

La Cordillera La Bella Durmiente quizás es el atractivo más imponente de todo el Parque Nacional Tingo María. Esta se ubica en el distrito de Mariano Dámaso, cuenta con una altitud aproximada de 1800 msnm y predomina en ella un clima cálido.

El curioso nombre de la Cadena Montañosa La Bella Durmiente se debe a su relieve, desde la ciudad se asemeja a una mujer acostada. Sobre estas montañas se realizan actividades turísticas y recreacionales. Esto se debe a las diversas rutas de trekking que posee, las cuales te permitirán conocer todo el esplendor de las montañas cubiertas por la vegetación selvática.

Mirador  del Cerro San Francisco

Si eres un amante de los paisajes naturales y las vistas imponentes, la mejor opción que ofrece el Parque Nacional Tingo María es el Mirador del Cerro San Francisco. Ubicado al norte de Tingo María. Un lugar donde se puede observar de forma panorámica todas las montañas que dan forma a la hermosa Bella Durmiente.

Si te interesa visitar este lugar, recomendamos hacerlo entre abril y diciembre. De esta forma, evitarás las interrupciones generadas por la época lluviosa.

Circuito turístico y recreacional Tres de Mayo

Una parada obligatoria en tu visita al Parque Nacional Tingo María es el Circuito turístico Tres de Mayo. Ruta inaugurada en 2015 que permite a los turistas recorrer el parque mientras conocen a las comunidades que viven allí, disfrutan los platos típicos del lugar, y conviven con la naturaleza que rodea esta reserva natural.

Este circuito tiene una extensión de casi 5000 metros y comienza en el distrito Tres de Mayo. En él se puede disfrutar de las cataratas del Sol Naciente, Salto del Ángel y Gloriapata.

Otra actividad muy practicada por los visitantes del Circuito turístico Tres de Mayo es el avistamiento de aves debido a la diversidad de especies que viven en el lugar.

Cómo llegar hasta el Parque Nacional Tingo María

Si te encuentras en Lima deberás tomar un transporte que te lleve hasta la ciudad de Huánuco, un recorrido de aproximadamente 10 horas en bus. Luego se debe hacer un viaje hasta la ciudad de Tingo María.

Si quieres ir a la Cueva de las Lechuzas debes recorrer 6.5 kilómetros desde la ciudad de Tingo María. Por su parte, el circuito turístico Tres de Mayo se ubica en la parte sur del parque, a unos 14 kilómetros de la ciudad de Tingo María.

Jhoan Augusto Sosa Flores

Administrador y revisor del contenido subido al Portal Seturismo.pe

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Don`t copy text!