Selva peruana

Catarata de Regalía: Disfruta de la belleza de esta bonita caída de agua

Rodeado de naturaleza, un lugar donde podrás tomar un refrescante baño en un agua cristalina

Ucayali es una región que se caracteriza por tener algunas de las más vistosas cataratas del Perú. Una de estas cataratas se encuentra en el distrito de Curimaná, y es la catarata de Regalía. Esta es Una belleza natural que está siendo impulsada por la región de Ucayali, ya que es considerada como uno de los más hermosos atractivo turísticos y regionales, y cuando llegamos a este lugar sabemos que las razones sobran.

No olvides visitar Regalía en época de Lluvia y llevar tu repelente, poncho para lluvia y ropa cómoda.

catarata de regalia

¿Qué te ofrece la catarata de Regalía?

El camino a esta catarata, al igual que todas las caídas de agua del boquerón de padre Abad,  es toda una aventura, sobre todo para los que están cansados de la ciudad y quieren disfrutar de un momento de naturaleza y paz.  Esto se debe a que es dueña de uno de los parajes naturales más espectaculares. Si hablamos de su flora, se puede destacar que es albergue de una gran variedad de árboles medicinales. También podrás escuchar el sonido del agua cayendo mezclándose perfectamente con el canto de las aves que habitan el lugar.

Una de las características que impresionan a los visitantes, es la bella piscina natural de agua cristalina que se forma en la catarata de Regalía, la cual está rodeada de un apacible paisaje, ideal para tomar un agradable baño. También se puede mencionar que la geografía de esta catarata te permite practicar saltos desde la catarata y recibir masajes naturales con el agua que cae desde una altura de 5 metros.

¿Como llegar a la Catarata de Regalía?

El mejor método para llegar a esta hermosa catarata en Ucayali es recorrer 34 kilómetros partiendo desde el Km 60 de la carretera Federico Basadre con destino a Curimaná. Desde Curimaná se parte, atravesando el rio Aguaytía, al caserío de Bello Horizonte.

Luego se debe viajar en pequeños botes, o también llamados peques peques, por el lapso de una hora para llegar al punto de partida a la Catarata. Por último, te deberás introducir en el espeso bosque y hacer una caminata de 20 minutos para llegar a esta caída de agua. Sin lugar a dudas, es un camino lleno de aventura y que te permitirá disfrutar de la espesura de la selva, misma que cobija al turista con mucha paz y verdor.

Etiquetas

Jhoan Augusto Sosa Flores

Administrador y revisor del contenido subido en el Portal Seturismo.pe

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Don`t copy text!
Cerrar