Costa peruana

Museo de Santa Teresa – Conoce su antigua colección de Arte Religiosa

El Museo de Arte Virreinal de Santa Teresa es un área perteneciente al Monasterio de Carmelitas Descalzas de San José y Santa Teresa, congregación fundada en el año 1710, que actualmente se utiliza como un museo de arte virreinal.

El Museo de Santa Teresa, inaugurado en el año 2005, es un museo temático que exhibe objetos artísticos del Perú que se utilizaron durante los Siglos XVI a XIX; incluyendo pinturas, esculturas, objetos de orfebrería, pinturas murales, entre otros. Se considera como un Museo Vivo debido a que varios objetos y ambientes siguen siendo usados hasta la actualidad por las religiosas.

Historia del Museo De Santa Teresa

El Monasterio de Santa Teresa fue el segundo monasterio que llego a ser fundado en Arequipa, después del Monasterio de Santa Catalina. Comenzó a funcionar durante el año de 1710 y albergaba a 21 monjas de la orden de las Carmelitas Descalzas.

A raíz de un terremoto, ocurrido el Julio del 2001, las estructuras coloniales del Templo y el Monasterio de Santa Teresa quedaron seriamente dañadas. Un desastre que obligo a emprender un laborioso y costoso proceso de restauración.

A falta de recursos económicos, las hermanas se vieron obligadas a abrir parte del edificio al público para que los ingresos ayuden a sostener la conservación del monasterio. Compartiendo con el turista el patrimonio artístico, juntado en los casi 300 años de vida del monasterio.

Salas de Exhibicion

El museo cuenta con 14 ambientes de exhibición. Algunas de las más importantes son:

Sala de Interpretación

La Sala de Interpretación del Arte Colonial del Museo de Santa Teresa explica de manera muy didáctica como se decoraban los muebles de aquella época, la aplicación del pan de oro y cómo se hacían los murales.

Murales

Los artistas cubrían las paredes con una capa de cal y arena. Luego, aplicaban una capa fina de cal, con la ayuda de un carbón hacían los dibujos y pintaban con pinturas naturales hechas a base de minerales.

Esculturas

En aquella época no existía madera en el Perú, por ello, los artistas para realizar sus esculturas utilizaban el maguey. Se iniciaba creando cada una de las partes de las esculturas y se unían con espinas. Posteriormente, se les agregaba los rostros hechos con mascarillas de yeso, les hacían las vestimentas y las pintaban. El toque final era frotar sus rostros, manos y pies con vejiga de cordero para darles un brillo especial, debido a que en esa época no existía el barniz.

Decoración con Pan de Oro

Para decorar la madera y hacer los marcos de las pinturas o muebles, utilizaban la técnica del estufar. El primer paso era tallar la madera con la forma deseada. Luego, la cubrían con una capa de yeso y de cola y otra capa de bol de armenia. Se pegaban las láminas de oro y cuando estas estaban secas, para unirlas totalmente y darles brillo, se frotaban con un instrumento que tenía una punta de piedra de ágata con el fin de no maltratar las frágiles láminas de oro.

Exoficina de la Madre Priora

En la exoficina de la madre priora se puede observar el lugar donde se administraba todo el monasterio. Allí, se exhiben diversos cuadros al óleo de Santa Teresa del Ávila y algunas interesantes reliquias de los Santos Carmelitas.

El escapulario de la orden Carmelita que se puede observar es de color marrón, debido a que este color simboliza la humildad en contra de la vanidad del mundo.

Relicario en el Museo de Arte Virreinal de Santa Teresa
Relicario en el Museo de Arte Virreinal de Santa Teresa

El relicario de Santa Teresa data del siglo XVIII y está hecho de madera con plata repujada. En el centro se tiene un fragmento hecho a puño y letra por Santa Teresa del Ávila. En el cofrecillo también podemos observar una cuenta del rosario y un trozo de madera de la cama utilizada por Santa Teresa, ademas de otros vestigios religiosos.

Sala de la Sagrada Familia

El ambiente de la Ropería, hoy Sala de la Sagrada Familia presenta lienzos y esculturas que datan desde el siglo XV hasta el XVIII, todas referidas a la Santa familia, conformada por María, José y el niño Jesús. Entre los objetos se puede resaltar el Baúl de la Natividad, hecho en 1730, donde se pueden observar más de 300 pequeñas piezas, talladas en madera y decoradas con oro, que retratan escenas de la pasión y vida de Jesús.

Baúl de Navidad en el Monasterio Santa Teresa
Baúl de Navidad en el Monasterio Santa Teresa

Sala de Espera del convento

Lo que era la Sala de Espera del convento, actualmente, exhibe todo lo que se utilizaba para las misas y hermosas joyas. Hay una escribanía al lado de un brasero, dos objetos que aún son utilizados por las monjas del monasterio para elegir a la Madre Priora cada tres años. Ellas escriben sus votos con plumas de avestruz y luego de contarlos son quemados en el brasero, similar a la elección del vaticano.

La Custodia del Monasterio de Santa Teresa fue hecha en el año 1742 y se piensa que fue hecha en Arequipa, por la presencia de aquel niño atlante que está en el centro con los brazos extendidos. Una pieza hecha en oro de 24 quilates y cuya base es de plata dorada. Decorada con más de 2000 perlas naturales e incrustaciones de diversas piedras preciosas.

Custodia y Crucifijo en el Museo Santa Teresa
Custodia y Crucifijo en el Museo Santa Teresa

Sala Capitular

La Sala Capitular aún se utiliza actualmente por las monjas para tomar decisiones importantes. Una de ellas es la elección de la nueva Madre Priora. En su interior se puede observar una pintura mural con representaciones profanas (no relacionadas con la religión), como la agricultura, una mujer recolectando flores y otras escenas campestres.

También se exhibe un retablo que data del siglo XVIII, hecho en madera y cubierto por pan de oro o láminas de oro. El retablo fue donado por Francisco Correa, abuelo de Catalina Correa, monja muy rica que vivió en el monasterio durante ese siglo. Ella ingresó a los 14 años y como venía de una familia muy adinerada, su abuelo estaba emocionado y donó el retablo al monasterio.

Coro Bajo

Otro de los ambientes del Museo de Santa Teresa es el Coro Bajo, lugar donde actualmente las monjas escuchan las misas a las 7 de la mañana.

La ventana con rejas llamada celosías impide el contacto visual. De esta manera, el público que asiste a las misas no puede ver a las monjas que asisten desde allí. También pueden comulgar por una ventana sin rejas, porque el contacto visual sí está permitido entre dos personas religiosas. Durante un momento de la misa, el sacerdote se acerca para darles la comunión.

Al lado del Coro Bajo, se encuentra el Templo de Santa Teresa. Data del siglo XVII y antiguamente tenía un estilo barroco, es decir, estaba muy decorada. Sin embargo, debido a los terremotos que la destruyeron, fue reconstruida con un estilo neoclásico, mucho más simple.

Sala de las Campanas

El convento tiene la Sala de las Campanas. Lugar donde se tocan las Campanas para el Ángelus del Medio Día con la ayuda de una cuerda. Las otras dos cuerdas existentes se utilizan en caso de la Muerte de una Monja y la muerte del Papa.

Visitar el Museo de Santa Teresa

Santa Teresa es una visita imprescindible en Arequipa. Su claustro, jardines, patios, templo y sala de exhibición, albergan cientos de obras de arte de los siglos XVI al XIX. Un patrimonio cultural de la nación. Si deseas visitarlo su horario de atención es de Lunes a Sábado de 9 a 17 horas y Domingo de 9 a 13 horas.

Etiquetas

Jhoan Augusto Sosa Flores

Administrador y revisor del contenido subido en el Portal Seturismo.pe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Don`t copy text!
Cerrar